Asesores Inmobiliarios

Los asesores inmobiliarios son personas físicas o jurídicas cuya labor profesional consiste en ofrecer servicios que implican la mediación, asesoramiento y gestión de operaciones diversas en las que están involucrados bienes inmuebles de cualquier tipo. En otras palabras, se trata de especialistas profesionales en tareas de compra, venta, renta, usufructo, permuta o cesión de cualquier tipo de bien inmueble (casas, oficinas, edificios, almacenes, locales comerciales, etcétera) y de sus derechos correspondientes.

Por supuesto, las personas o grupos dedicados a esta tarea deben ser profesionales en el área, pues para llevar a cabo de manera adecuada las labores que esto implica es necesario un amplio conocimiento de las leyes particulares respecto a este tipo de transacciones, así como los procedimientos y trámites a seguir para poder completar la operación de manera legal, integral y exitosa.

De igual forma, cualquier persona que realiza este tipo de tarea debe ser un profesional certificado y autorizado por las instancias correspondientes para fungir como asesor en este ramo. Para dicha certificación, es necesario cumplir con determinados requisitos de calificación profesional, seguir, aceptar y completar las normativas específicas que exige la ley y completar los trámites y requisitos fiscales y legales que se requieren.

De igual forma, los profesionales autorizados para desempeñar su labor en esta área deben disponer de un establecimiento abierto al público para llevar a cabo varias de sus actividades o contar con una dirección física del asesor responsable, dependiendo del tipo de servicio que se ofrezca.

Asimismo, cualquier grupo de asesores inmobiliarios debe contar con los certificados y títulos de capacitación profesional que avalan su conocimiento, legalidad y profesionalismo para realizar esta tarea. También se requieren principalmente dos requisitos básicos más que son constituir y mantener una garantía para responder por las cantidades monetarias recibidas, así como contar con una póliza de seguro para dar mayor seguridad a las operaciones y a los clientes.

Pero más allá de estos requisitos fundamentales que el profesional dedicado a este tipo de tareas debe cumplir para poder ejercer como tal, es mucho más importante indicar cuáles son las tareas que un asesor inmobiliario debe realizar y qué tipo de servicio debe proporcionar a sus clientes para poder ser considerado seriamente por cualquier persona en busca de este tipo de servicio.

Cualquier tipo de transacción u operación que involucra bienes inmuebles implica una inversión monetaria fuerte, por lo tanto se requiere un alto grado de confiabilidad, seguridad y capacidad para su realización. Por lo tanto, la primera función de un especialista en el área es precisamente ofrecer garantía de confiabilidad, seguridad y capacidad para realizar una transacción de esta índole.

Y para lograr esto es necesario que el experto o los miembros del grupo experto posean un alto nivel de conocimiento acerca de todos los procesos involucrados en la transacción de bienes inmuebles, que estén comprometidos y apegados a un código de ética profesional y que posean honestidad cabal.

Aunque esto puede parecer algo simple e irrelevante, e incluso obvio para cualquier profesión, es fundamental para todos los asesores inmobiliarios, pues cumplir con estos sencillos requisitos puede garantizar que estos lleven a cabo de la mejor manera cualquiera de sus tareas como la captación y valoración de inmuebles, la asesoría a clientes y propietarios, la recopilación de información y documentación necesaria para los trámites, la promoción de los inmuebles, la mediación entre vendedor y comprador, la orientación tanto a vendedores como a compradores, el cierre de la negociación, entre otras.

Pero otra pregunta igual de importante y común surge entre los clientes cuando se habla de este tipo de profesionales: ¿cuáles son las razones por las que se debe contratar un servicio de este tipo?

Es recomendable acudir a estos profesionales para encontrar de manera más rápida y efectiva las mejores alternativas de vivienda, local, oficina o edificio disponibles según las necesidades del cliente y sus capacidades. De igual forma, el profesional en esta área puede ser una gran ayuda para el proceso de selección, pues desde su perspectiva imparcial puede proveer información precisa, clara y objetiva de cada propiedad, sus ventajas, deficiencias, beneficios y riesgos.

De igual forma, una de las principales tareas y uno de los máximos beneficios que los asesores inmobiliarios ofrecen a sus clientes es el de llevar a cabo una negociación adecuada con el vendedor y otras instancias, no únicamente en cuestiones de precio del inmueble, sino también en factores relevantes como los términos, plazos, opciones de financiamiento, inclusión o exclusión de reparaciones, mobiliario y equipo, entre otros aspectos importantes.

De manera general, el asesor es, básicamente, un guía durante todo el proceso, desde la búsqueda del bien inmueble hasta el cierre de la operación, pasando por la elección, negociación y tramitación, lo cual implica que la transacción se puede llevar a cabo de una manera mucho más fácil, rápida, sencilla, segura, confiable y eficaz.

Así, se puede decir que de la misma forma en que una persona o empresa busca a un abogado cuando tiene alguna situación legal por resolver o a un contador cuando requiere presentar su declaración de impuestos, cuando se está en búsqueda de comprar, vender o administrar cualquier tipo de bien inmueble, la mejor alternativa y recomendación es buscar a una persona o grupo de profesionales especializados en dicha tarea.

Y al respecto, solo se puede concluir que el mejor grupo de asesores inmobiliarios en Tijuana, con valores firmemente arraigados, con experiencia, profesionalismo y completamente confiables, únicamente se pueden encontrar en RC Calles Bienes Raíces, empresa líder en el sector y ampliamente reconocida gracias a su servicio, su calidad y su excelencia.