Sep
17

BODEGAS EN RENTA TIJUANA

Una de las necesidades del sector industrial es contar con espacios destinados al almacenaje de los materiales o productos que utilizan para la fabricación y distribución de los bienes que producen, según el ramo al que se dedican. Es por esto, y debido al gran número de empresas que están establecidas en la ciudad de Tijuana, que en RC Calles ponemos a tu disposición bodegas en renta en Tijuana de diferentes características para adaptarse a tus necesidades de almacenaje.

Si bien, en algunas ocasiones, salvo en los casos de empresas dedicadas a la distribución, no se le da mucha importancia a las bodegas, son espacios fundamentales para el resguardo de todo tipo de materiales. Precisamente por esta razón, al momento de elegir una bodega o nave de almacenaje se tienen que tener en consideración varios factores, más allá de las dimensiones de la construcción y del espacio efectivo a utilizarse para el trabajo de almacenaje, pues ellos permitirán establecer las condiciones de seguridad necesarias para la operación del espacio.

bodegas-en-renta-tijuana

El que una bodega tenga que reunir determinadas características no es solamente algo ideal, de hecho, es un requerimiento legal para la operación de este tipo de espacios, por los riesgos que implican los trabajos propios al interior de ellos. En este punto cabe mencionar que los requerimientos no aplican exclusivamente a la construcción en sí, sino también al tipo de sistema de almacenaje empleado para la recepción, almacenaje y distribución de los materiales y productos contenidos en la bodega, por esta razón al elegir un espacio destinado para ser una bodega o almacén se tienen que considerar aspectos como el tipo de cargas a almacenar, tamaño y peso, características de las unidades para carga y descarga, y la rotación de los materiales o productos en la bodega. A partir de esto es posible elegir una bodega y su respectivo sistema de almacenaje adecuado, el que siempre debe reunir los requerimientos estructurales y elementos de seguridad que permitan reducir los riesgos derivados de las actividades de carga y descarga, tanto para el personal encargado de la operación del almacén como para las unidades en él resguardadas.

La importancia de tener cuidado al momento de elegir una bodega radica en poder cumplir las necesidades de los procedimientos de administración de este tipo de espacios. Estos procedimientos aplican a cualquier tipo de bodega, a manera general, pero según las particularidades de su uso, principalmente por el tipo de materiales almacenados y las características de la empresa, puede ser necesario incluir otras medidas para garantizar una gestión exitosa. Los elementos que constituyen una bodega deben permitir las actividades de recepción, almacenaje y distribución de los materiales o productos contenidos en ella, tener un control sobre el inventario, darle mantenimiento a las instalaciones y permitir una inspección continua que garantice disponer de información actualizada respecto a las condiciones en las que se encuentra la bodega, así como medir la eficiencia del sistema de almacenaje adoptado y en general, de las operaciones relacionadas con el almacenamiento con los fines que sean de interés en el sector industrial en cuestión.

Como hemos mencionado, las bodegas resultan fundamentales para un gran número de empresas dedicadas a distintos sectores industriales, sin embargo, en ocasiones, debido a diferentes circunstancias, no se cuenta con el espacio necesario para instalar una. En estos casos se puede recurrir a las bodegas en renta en Tijuana. En la ciudad es posible encontrar un gran número de establecimientos disponibles para alquiler que, de acuerdo a sus dimensiones son adecuadas para destinarlas al almacenaje. Sin embargo, tal y como ocurriría al buscar oficinas, naves industriales o incluso una residencia donde vivir, es importante que más allá de buscar que tenga el espacio suficiente para resguardar los bienes de la empresa, se encuentre en buenas condiciones y las instalaciones sean seguras. Por esta razón te recomendamos visitar la bodega varias veces antes de firmar cualquier contrato de renta y que realices inspecciones que te permitan determinar si la construcción se encuentra en buen estado y si las instalaciones eléctricas, de gas, agua y cualquier otra que aplique según sea el caso, funcionen correctamente, pues de lo contrario existen riesgos que dañen tus bienes e incluso ocasionen accidentes al personal que se vaya a encargar de su operación.

Una de las medidas que puedes adoptar para tener mayor seguridad y confianza al alquilar una bodega es contratar los servicios de una inmobiliaria, con agentes que puedan ofrecerte la asesoría que necesitas para elegir la bodega que se adapte mejor a tus necesidades y que garantice que el lugar se encuentra en condiciones óptimas para comenzar de inmediato con las actividades para el que es requerido. Por ello, en RC Calles ponemos a tu disposición nuestros servicios especializados y respaldados por más de 35 años de experiencia el sector inmobiliario, tanto en el ramo industrial como en el comercial y el residencial.

En RC Calles contamos con un equipo de profesionales con un sólido compromiso en ofrecerte atención de calidad personalizada que se encargará de guiarte en la elección de bodegas a partir de una evaluación de tus necesidades particulares. Además de la asesoría especializada, ofrecemos el servicio de administración de bienes inmuebles, de localización de propiedades para fines específicos, como puede ser para el almacenaje, y nos encargamos de establecer la conexión entre el cliente y la propiedad más adecuada según sus necesidades, así como a la compra, venta y renta de propiedades y de terrenos para desarrolladores inmobiliarios.

Es por nuestros valores de honestidad e integridad que no tenemos ningún tipo de inconveniente en compartir recomendaciones para la elección de bodegas en alquiler, ni para hablar sobre las medidas de seguridad y prevención de accidentes en almacenes. Sabemos que las propiedades que recomendamos a nuestros clientes, a nivel estructural, cumplen con los requisitos para permitir la operación de una bodega. Estos requisitos incluyen que la construcción se encuentre en buen estado, tanto en muros como en pisos y recubrimientos, que no se presenten grietas, hendiduras ni desniveles, y que las instalaciones para proporcionar los servicios de suministro de energía funcionan adecuadamente. Sin embargo, como ya comentamos, la seguridad al interior de un almacén no depende únicamente de las condiciones de la construcción, por lo que el modo en que se implementa un sistema de almacenaje y la manera en que se llevan a cabo las actividades al interior de la bodega, deben seguirse de cerca para cumplir con los requerimientos de seguridad laboral.

Las premisas básicas que tienen que cumplirse en las bodegas o almacenes es que cuenten con buena ventilación y una correcta iluminación, que se encuentren debidamente equipadas con extintores y que estos se coloquen en áreas de fácil acceso, que se coloque la señalización adecuada y que tenga salidas de emergencia señalizadas y libres de obstáculos. Además, los pasillos de acceso a las estanterías tienen que ser del ancho suficiente para permitir el acceso de los vehículos empleados para la carga y descarga de las unidades de almacenaje, así como la circulación de los operarios. En este punto es necesario mencionar que se recomienda reducir el cruce de pasillos para evitar choques que pongan en riesgo a los empleados y puedan dañar las mercancías, y que de preferencia se debe contar con vías exclusivas para el tránsito de personas. De igual manera, las características de las estanterías deben corresponder al tipo de unidades que se vayan a almacenar, y en todo caso deben tener la capacidad para soportar el peso al que vayan a ser sometidas. También es importante que las unidades empleadas para el almacenaje, siendo lo más común las tarimas para paletización, se encuentren en buenas condiciones y que sean compatibles con el sistema de almacenaje.

En cualquier bodega se deben implementar programas de prevención de riesgos y programas de mantenimiento, los que operan a diferentes niveles. El primer nivel, correspondiente a la prevención primaria, debe incluir medidas enfocadas a reducir los riesgos y daños desde su origen, en la prevención secundaria se atienden los problemas surgidos de una alteración que afecta la salud del personal encargado del almacén; en operación terciaria se aplican medidas que ya han ocasionado alteraciones a nivel patológico de la salud e incluye la identificación de los factores que las han originado para evitar que vuelvan a repetirse. El mantenimiento va de la mano con estos programas de prevención de riesgos, y en términos generales se identifica el mantenimiento preventivo y el correctivo, los que tienen como finalidad inspeccionar periódicamente el estado de las instalaciones de la bodega para identificar de manera oportuna daños, para impedir su avance, para identificar posibles riesgos, o para reparar los problemas que ya se hayan presentado.

Las medidas de prevención y mantenimiento tienen que adoptarse incluso desde antes de comenzar las operaciones de la bodega a pesar de que esta se encuentre en perfectas condiciones, ya que permiten identificar los riesgos y desarrollar planes de contingencia para actuar de inmediato en caso de que lleguen a presentarse. Además, de implementarse correctamente permiten ahorrar en gastos de reparación de las instalaciones y reducen los riesgos de pérdidas de materiales y productos, y no está de más mencionar que una bodega que desde el inicio está en buenas condiciones, representa a corto, mediano y largo plazo, menos gastos que alguna que ya presenta daños o problemas en sus instalaciones.

Si estás buscando bodegas en renta en Tijuana, en RC Calles ponemos a tu disposición nuestros servicios de asesoría inmobiliaria para ayudarte a encontrar la propiedad que se adapte mejor a tus necesidades. Contáctanos sin ningún compromiso, para nosotros será un placer atenderte.

Responder