Departamentos en renta

En un mundo constantemente cambiante y altamente competitivo, no sólo el ofrecer departamentos en renta es un reto, sino obtener el mejor, también lo es. En RC CALLES nos importa que estés muy a gusto en tu nuevo hogar, así que tenemos para ti varias opciones para que escojas el que más se acomode a tus necesidades, y además, algunos consejos para poder decidir con facilidad:

Número de personas que lo habitarán. Antes que nada, piensa primero en las personas que convivirán contigo en el lugar. Es muy fácil pensar que dependiendo de la renta se consiguen o no los compañeros de vivienda, o roomates. No te apresures. En realidad no es tan fácil. Si ya has vivido con alguien así anteriormente y ha funcionado, perfecto, no hay problema.

Si ya has vivido con alguien así anteriormente y no ha funcionado…pregúntate por qué. En caso de que sea absolutamente necesario compartir departamento, intenta reflexionar sobre los problemas anteriores. Haz un estudio propio, de tus hábitos, acciones más molestas, actitudes respecto a otras personas. Si de plano sabes que no vas a poder soportar vivir con alguien, mejor consigue un lugar para ti solo. Si por otro lado quieres intentarlo, muy bien, haz la prueba.

Muchas familias también elijen los departamentos para convertirlos en su hogar. Sobre todo las familias pequeñas, con niños, son las que mejor se adaptan a este espacio. Identifica bien cuántas personas vivirán contigo permanentemente y cuántas llegarán de vez en cuándo, para que siempre tengas un espacio disponible para los visitantes también. ¡Ah! ¡Y que no se te olviden tus mascotas! Un perro cuenta como integrante más en tu equipo. Pregunta de entrada si el lugar admite mascota, y si el espacio es suficiente para él.

Presupuesto. Todos queremos un lugar bueno, bonito y barato. Por desgracia, pocos de ellos existen. Con nosotros no tendrás que preocuparte por eso. Nuestras rentas se ajustan a todo tipo de bolsillo y verás que las facilidades de pago también son muy accesibles. Haz tu presupuesto, estableciendo un rango. No te salgas del máximo que estás dispuesto a gastar.

Piensa que sí, en una primera instancia es fácil aceptar salirse del límite, pero una vez que el tiempo pasa quizás se te dificulte mantener los pagos a tiempo. Recuerda que es un acuerdo entre dos partes y ambas partes deben estar contentas con él. Si sabes buscar bien, si nos permites apoyarte, encontrarás entre los departamentos en renta, uno que se ajuste a tus preferencias. Ubicación. Muy importante tomar en cuenta la ubicación. Recuerda que está ligada a tu medio de transporte. Si cuentas con un vehículo propio, no habrá mayor problema de vivir alejado de ciertos lugares. En cambio, si no tienes un vehículo, debes considerar si el lugar es céntrico o bien, si tiene medios de transporte que puedas utilizar. Por otro lado, también piensa en tus vecinos y en general, en la colonia donde te encuentras. ¿Te parece lo suficientemente segura?, ¿Hay parques cerca para que tu perro o tus hijos puedan jugar? ¿Necesitas tener un hospital cerca por tu salud? Piensa en todo ello. A veces estos pormenores quedan olvidados y resultan más costosos que la propia renta. ¡Que no te suceda a ti también! Comodidad. Ya que dejamos por un momento el precio a un lado, mantengámoslo ahí. Un hogar es donde las personas pasan sus días, donde crecen, aprenden, se divierten, aman, descansan. La comodidad es entonces sumamente imprescindible. Ya sea porque el techo esté muy bajo y tú seas bastante alto, o porque tienes muchísimas cosas y no haya espacio suficiente para todas ellas, o quizás es el edificio más oscuro que hayas visto en tu vida y por lo tanto, el más frío (¡es que no entra luz por ningún lado!)…si quieres que tu departamento sea acogedor y alegre, un lugar en un departamento oscuro y frío no te hará sentirte bien. ¿Odias subir escaleras? No te sientas mal, busca uno en el primer piso, o bien, con elevadores. Se vale. Es donde estarás un buen resto de tiempo, busca siempre lo mejor para ti y si aplica, las personas con las que habitarás. Necesidades especiales. Con esto nos referimos a aquellos detalles que no pueden pasar desapercibidos en el lugar. Es decir, aquellas necesidades que debes cubrir casi obligatoriamente. No son las necesidades básicas, sino las que te convendría más satisfacer por razones extras. Por ejemplo, si eres un chef y necesitas una cocina grande para manejarla a tu antojo. La necesidad básica se cubre con una cocina simple. La necesidad extra, con el tamaño ideal. O bien, a lo mejor trabajas a distancia y lo único que requieres es una laptop y un internet en extremo rápido. Si el lugar a donde vas no tiene una buena cobertura, sufrirás mucho. O quizás no lo habías pensado pero ¿dónde meterás todos los aparatos de música que tienes? Si el departamento es pequeño, tus bocinas, guitarras y batería no podrán quedarse sólo en la sala. Se echarían a perder, incluso. ¿Tiene acaso el departamento una habitación extra o algún espacio suficientemente grande para guardar tu equipo? ¿Qué tal el equipo de acondicionamiento físico? Esa caminadora debe tener su propio espacio…

En RC CALLES tenemos la solución a tus necesidades. Por supuesto conlleva tiempo, esfuerzo y dinero el obtener lo mejor para ti, pero recuerda que un departamento para rentar es donde crearás bonitas memorias. Si necesitas más asesoramiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Estamos para servirte!.